CAASD presenta querella formal contra empresa causó avería en línea Valdesia

CAASD presenta querella formal contra empresa causó avería en línea ValdesiaLa Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (Caasd) presentó este martes formal querella contra la empresa Hormigones América, S.R.L, y sus socios por causar una gran avería en una línea del acueducto Valdesia que dejó a 80 sectores del Distrito Nacional sin suministro de agua potable.

En la querella fueron sometidos ante el procurador general de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la provincia San Cristóbal los socios de la empresa Gabino Aroldo Ramos Guzmán, Víctor Ramón Ramos Guzmán, Isaías Ramos Guzmán e Isaías Odalis Ramos Ferreyra.
La Caasd los acusa de violar, junto a la compañía, varios tipos penales de la Ley General de Medio Ambiente y Recursos Naturales, y de la norma que prohíbe la extracción de arena, grava, gravilla y piedras.
El director general de la Caasd, Alejandro Montás, afirmó que “no dejaremos las cosas en el aire, esta avería provocada por la grancera Hormigones América le costó a la Caasd más de 70 millones de pesos, sin contar con la pérdida del agua, por lo que llegaremos a las últimas consecuencias junto al Ministerio de Medio Ambiente”.
Asimismo, dijo que “no habrá acciones sin consecuencias” frente a la avería en la línea de 67 pulgadas del acueducto Valdesia Santo Domingo, donde más de 600 usuarios se vieron afectados durante tres días por ese daño.
La Caasd ya tiene un enlace con el procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, “quien nos ha manifestado su apoyo. Hemos procedido para que la empresa se haga responsable del pago de los daños y sean sancionados sus propietarios”, agregó.
Montás expresó que las granceras son masivas en la zona de Manoguayabo, cerca de los ríos, afectando el medio ambiente y los suelos de la zona.
Según explicó el responsable de la entidad la semana pasada, Hormigones América “acopió gran cantidad de materiales, ocasionando esto una presión a la tubería, y ésta se expandió. Es ilegal operar una grancera y apilar una gran cantidad de material utilizando vehículos pesados, sabiendo que debajo hay una línea de 67 pulgadas” de conducción de agua.