Canciller dice República Dominicana tuvo alta valoración en Consejo Derechos Humanos de la ONU

imagenEl canciller Miguel Vargas Maldonado resaltó que su país pasó “con notas muy altas” su comparecencia de este miércoles ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, oportunidad durante la que se ofreció un detallado recuento de los avances nacionales en esa materia.

“El país recibió el reconocimiento de decenas de naciones que participaron en el Examen Periódico Universal (EPU) del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, así como recomendaciones puntuales formuladas bajo un espíritu eminentemente constructivo y de aporte, lo que confirma la fortaleza de la democracia dominicana”, dijo el alto cargo en un comunicado de la Cancillería.
El ministro de Exteriores dominicano precisó que en su totalidad, los 69 países que participaron en el proceso reconocieron los notables avances en el respeto a los Derechos Humanos, felicitaron al país y formularon recomendaciones positivas dirigidas a la extensión de la franquicia ciudadana.
En su comunicado, Vargas destacó que el asesor legal de la Presidencia, Flavio Darío Espinal, refirió cómo el país ha construido una verdadera democracia en los últimos 30 años avanzando en el fortalecimiento del estado de derecho tanto con la Constitución de 2010, como con una serie de medidas de corte social puestas en marcha en el presente Gobierno.
Asimismo, que “para el Gobierno que encabeza el presidente (dominicano) Danilo Medina ha sido de vital importancia fortalecer las políticas sociales en consonancia con los objetivos de desarrollo sostenible y la ley de Estrategia Nacional de Desarrollo como parte esencial de una política integral de Derechos Humanos”.
Sobre las recomendaciones de mejora hechas por varios países, Vargas reconoció, que aún quedan retos pendientes, pero destacó que en el examen quedó reafirmado que en el país se ha impuesto un régimen de transparencia, que nadie es perseguido por sus ideas, no hay exiliados políticos y se disfruta de una libertad de prensa sin cortapisa alguna.
El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas recomendó ayer a República Dominicana que mejore las garantías de los inmigrantes haitianos y tome medidas para reducir la violencia de género, en la revisión a la que el Gobierno del país caribeño fue sometido en la reunión de este organismo en Ginebra.
Delegaciones de cada Estado miembro de la ONU lanzaron una por una sus recomendaciones a la representación dominicana, liderada por Espinal, y entre las sugerencias destacó la mención a casos de discriminación racial contra inmigrantes procedentes de Haití.
Australia, por ejemplo, mencionó que la falta de progresos del Gobierno dominicano mantiene en un limbo legal a 92.000 personas, en particular de origen haitiano, y EE.UU. pidió que se detuviera la “deportación de residentes legales”.