República Dominicana ordena extraditar a EEUU dos socios del «Abusador»

imagen
El Tribunal Supremo de la República Dominicana ordenó este martes extraditar a Estados Unidos a dos supuestos narcotraficantes integrantes de la banda dirigida por César Emilio Peralta, alias «César el Abusador», considerada la mayor del país.


Los reos que van a ser entregados a EE.UU. son Baltazar Mesa y Jesús Tapia Pérez, quienes aceptaron voluntariamente su extradición durante una audiencia pública en la segunda sala penal de la Suprema Corte de Justicia celebrada este martes.

El abogado de Mesa solicitó al tribunal que constase en acta que su cliente aceptaba la extradición por otro caso y no por su vinculación con la banda de Peralta, pero el juez desestimó detallar el motivo en la orden de extradición.

El tribunal aplazó, para el próximo 6 de septiembre, el juicio de extradición de otro de los supuestos integrantes de la banda de El Abusador, Sergio Gómez Díaz, cuyos abogados pidieron su puesta en libertad al Supremo.

Las autoridades estadounidenses también solicitan en extradición a Jeifry del Rosario Gautier, quien se encuentra en prisión en el país por otros cargos y cuyo caso no ha sido analizado por el Supremo.
La banda fue desarticulada la semana pasada en una operación de grandes dimensiones liderada por la Fiscalía dominicana, con apoyo de autoridades de Estados Unidos.

En la operación fueron arrestados diez supuestos integrantes de la banda y presuntos testaferros, que integraban la red de lavado de dinero, entre ellos el ex jugador de béisbol de Grandes Ligas Octavio Dotel.

El cabecilla de la banda está prófugo y las autoridades dominicanas han emitido una alerta roja internacional para pedir la colaboración de la Policía Internacional (Interpol) ante la posibilidad de que se haya fugado del país.

El Gobierno de EE.UU. afirmó que la banda envió «toneladas de cocaína y cantidades significativas de opioides» hacia Estados Unidos, Puerto Rico y Europa.

La banda también es sospechosa de usar la red de discotecas propiedad de Peralta para lavar el dinero obtenido del narcotráfico, además de usar esos locales para el tráfico de mujeres procedentes de Venezuela y Colombia.

La operación antidroga, sin precedentes en República Dominicana por su dimensión, implicó a cerca de 700 personas, incluyendo 500 policías y militares, que se desplegaron de forma simultánea el martes pasado en decenas de locales de la banda en Santo Domingo y en las ciudades de Santiago y La Romana.

0 comentarios: